Petac
Petac
   

Considerada una de las más antiguas haciendas en el área, la hacienda Petac data del siglo XVII y se encuentra sobre un antiguo asentamiento maya, en terrenos donde todavía hay montículos por excavar. Con un rico pasado colonial claramente visible en su arquitectura, Petac (o Petaak) fue originalmente una hacienda azucarera que cubría miles de hectáreas de terreno que se extendían hasta los límites de Yaxcopoíl. Siguiendo las tendencias históricas de Yucatán, Petac vivió la transición de estancia ganadera, azucarera y productora de miel a hacienda henequenera durante el siglo XIX, para formar parte así del próspero auge henequenero o “del oro verde”. Ya alrededor de 1970, la hacienda había dejado de producir henequén y rápidamente fue cayendo en decadencia. En mayo del año 2000 comenzó un nuevo capítulo en la historia de Petac, cuando el matrimonio estadounidense Stern adquirió la propiedad y se dio a la tarea de su restauración y rescate. La extensa restauración de la Casa principal, la Casa de Máquinas y la Casa del mayordomo tomó tres años. Un pequeño teatro y una escuela permanecen intactos, donde los vetustos muros derruidos quedan como huellas del pasado de la finca.

Se localiza aproximadamente a 35 minutos al sureste del centro de Mérida, entre las poblaciones de San José Tzal y Tzacalá.

Se renta
|